Home Artículos Técnicos La Clave para el Sistema Electrónico de Inyección ...

La bomba de combustible es el corazón del sistema de combustible. En la mayoría de los vehículos de modelo reciente, una bomba eléctrica se monta dentro del tanque de combustible para proveer el combustible a los inyectores. La bomba trabaja continuamente después de que se gira la llave a la posición de encendido y el motor comienza operar — a menos de que algo esté mal con la bomba y se apague. Una falla en la bomba de combustible causa que el motor se apague y evita que arranque.

Las bombas eléctricas normalmente cuestan entre $150 a $300. La localización dentro del tanque también las hace difíciles y costosas de reemplazar. La mano de obra solamente puede agregar un par de cientos de dólares a la cuenta de reparación.

El diagnóstico puede también ser un desafío, aún para los técnicos experimentados. Para que un motor con inyección de combustible opere correctamente, la bomba de combustible debe ser capaz de generar la presión que cumpla con los requisitos de funcionamiento del sistema. Bastante cerca no es bastante buena. La presión entregada por la bomba debe cumplir con las especificaciones porque ésa es la forma de que el motor está calibrado para operar.

Si la presión del combustible es incluso un par de libras menos que las especificaciones, puede causar problemas. Una bomba débil que no está entregando la presión adecuada puede hacer que un motor opere con mezcla pobre, tenga fallas de encendido y que se jalonee al acelerar. El volumen de combustible es tan importante como la presión. Una buena bomba generalmente es capaz de bombear por lo menos 750 ml (3/4 de un litro) de combustible en 30 segundos. Si no puede, hay un problema.

La bomba puede tener desgaste, un filtro de combustible obstruido puede restringir el flujo del combustible al motor, o la bomba puede no tener bastante voltaje del circuito de potencia para operar a la velocidad normal. Las conexiones flojas o corroídas en el alambrado del circuito de la bomba, un relevador malo o un sistema de bajo voltaje todos pueden afectar la operación de la bomba.

Una baja presión de combustible puede ser causada por cualquiera de estos factores, así como también por un regulador de la presión de combustible dañado. El regulador es una válvula pequeña con un diafragma que tiene adentro un resorte cargado. El trabajo del regulador es controlar la presión del combustible a los inyectores. Si el regulador tiene fugas internas, puede descargar demasiada presión, causando los síntomas que aparentan ser una bomba mala.

Por lo tanto, si la operación del regulador no se revisa, alguien puede reemplazar la bomba innecesariamente. Muy a menudo, estas “otras” causas son ignoradas y la bomba del combustible se reemplaza innecesariamente. Cuando la bomba nueva no opera mejor que la vieja, su cliente puede desear intercambiar la bomba “defectuosa” que él acaba de comprar por otra bomba, o quizás él quiera devolverla para un reembolso. De cualquier manera, crea un trabajo adicional para usted, trabajo adicional (y costo) para su proveedor de la bomba (quién tiene que garantizar la bomba devuelta) y trabajo adicional para el instalador que tiene que cambiar la bomba una segunda o tercera vez.Un mal diagnóstico es un problema mayor con las bombas de combustible eléctricas y a todos les cuesta tiempo y dinero.

PORQUÉ LAS BOMBAS BUENAS SE DA≈AN

Una bomba de combustible está diseñada para durar la vida de un vehículo, pero a menudo falla antes debido a otros factores. La suciedad o el óxido dentro del tanque de combustible pueden arruinar una bomba rápidamente (por lo que el depósito de combustible debe ser revisado, limpiado o reemplazado siempre que se encuentre algún contaminante en el interior al reemplazar una bomba de combustible).

Muchos conductores también tienen el mal hábito de conducir con un nivel bajo de combustible en su tanque (por debajo de 1/4). Esto puede acortar la vida de la bomba y hacerla que falle prematuramente porque la bomba utiliza el combustible para enfriarse y para su lubricación. Conforme una bomba envejece y sus carbones se desgastan, la bomba puede requerir de más amperios de lo normal de su circuito de alimentación. ¡Esto puede hacer que los cables de la bomba se calienten y se derritan o se pongan en cortocircuito!

Si el arnés del cableado dañado no se reemplaza cuando se cambia la bomba, la bomba de reemplazo puede no trabajar o no girar lo bastante rápido para generar la presión normal. La bomba de combustible es parte del ensamble de la unidad de envío del tanque del combustible. La bomba se puede reemplazar por separado (lo que cuesta menos pero requiere más trabajo y aumenta el riesgo de un mal montaje), o puede ser reemplazada como un conjunto completo (mucho más fácil pero cuesta más). Nota: Algunas bombas de reemplazo pueden no mirarse exactamente igual que la original.

La razón de esto es que algunos proveedores de bombas del mercado alterno de accesorios han substituido las bombas de la “vieja tecnología” por bombas más nuevas del estilo de “turbina” que son más eficientes y más confiables. El cedazo para el combustible en la entrada de la bomba dentro del tanque siempre se debe reemplazar por uno nuevo al cambiar una bomba. También, si el viejo depósito de combustible está oxidado, debe ser reemplazado para prevenir una falla repetida de la bomba. El filtro del combustible también debe ser reemplazado.  SA

Leave a Reply